CUIDADOS DESPUÉS DE UNA ABDOMINOPLASTIA Y LIPOSUCCIÓN

Cuidados después de una abdominoplastia y liposucción

Los cuidados después de una liposucción abdominal cuando una persona se somete a este tipo de procedimiento, buscan tener un correcto proceso de recuperación. A pesar de que las liposucciones no suelen ser operaciones complicadas ni invasivas en exceso con el cuerpo; en ocasiones se presentan hematomas (moretones) e inflamación en la zona específica del cuerpo donde se llevó a cabo el proceso.

En primera instancia, la persona sometida a una liposucción abdominal debe estar, al menos, un par de días en reposo; por lo que si piensas realizarte una liposucción debes de planear antes el pedir un tiempo en el trabajo para tu recuperación y de contar con la tranquilidad necesaria para descansar en tu casa. Esto significa que no podrás realizar actividades que incorporen esfuerzo, como levantar una caja o realizar actividades físicas de contacto. Muchos lo subestiman, pero el reposo es necesario para una correcta recuperación de nuestro organismo.

El médico cirujano que te realizó este procedimiento seguramente te recetará algunos medicamentos para optimizar tu recuperación. En su mayoría, este tipo de medicamentos suelen ser analgésicos (empleados comúnmente para aliviar el dolor y malestar) y antiinflamatorios (utilizados para desinflamar); en algunos casos, los menos, tú médico puede recetarte también algún antibiótico, para evitar alguna infección (aunque en liposucciones son contados los casos en que llega a presentarse algún tipo de infección).



Fajas después de liposucción

Un elemento importante recetado por la mayoría de los médicos cirujanos que realizan una liposucción abdominal es la colocación de una venda de presión y el empleo de una faja especial que ayuda a la recuperación del abdomen; ya que esta le otorga fuerza y forma, logrando que los diversos tejidos afectados se recuperen en un lapso de tiempo más corto. El uso recomendado de este tipo de fajas tras una liposucción suele ser de entre  2 semanas a 6, dependiendo de la recuperación que tenga el área del abdomen; y si es que el paciente continúa con malestar o no.
Lo ideal es contar con fajas para después de la cirugía abdominal, y su uso debe ser de al menos unas 20 horas al día (retirándola sólo cuando nos bañemos y en alguno que otro momento para descansar un poco de ella). La talla de la faja que vayamos a usar es sumamente importante; ya que si utilizamos una faja que nos apriete, que sea en demasía estrecha, podemos sufrir alguna trombosis, que es la formación de coágulos en la sangre.


A pesar que el médico cirujano que le realizó la liposucción le recetará algunos días de reposo, esto no significa que usted tenga que estar las 24 horas del día acostado o sentado, sin hacer absolutamente nada; en realidad, actividades como andar por la casa, comer, o incluso lavar los trastes, no tienen porque suponer un riesgo para su cuerpo. Eso sí, probablemente se sienta extraño, ya que, como es lógico, le habrán retirado cierta cantidad de grasa que se encontraba en su cuerpo, lo cual suponía un peso extra.
Finalmente, podremos realizar la mayoría de nuestras actividades cotidianas después 8 o 10 días pasada la liposucción; sin embargo, la recuperación total se presenta en casi todos los pacientes después de un mes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LIPOSUCCIÓN ABDOMINAL

Liposucción abdominal Se conoce como liposucción abdominal a un tipo de procedimiento quirúrgico que tiene como objetivo el deshacerse d...